A estos pervertidos les gusta comer semen y la lluvia dorada.

POLISAGUNT22 / 18:30 /
/
Dos amigos andan desayunando juntos y se sienten tan cachondos que se tocan con los pies por debajo de la mesa. Ambos se pajean y sueltan la leche en el café o los embutidos, llevándoselo a la boca después. Luego con unos grandes consoladores se perforan mutuamente y en la ducha uno de ellos mea en un bote que le llena el ojete de meado a su colega y acaban proporcionándose una lluvia dorada.


Tags: lluvia dorada, tragar semen.
Categorías: Corridas.